Pensiones tras una separación, ¿cuáles son y qué comprenden?

Terminar una relación no siempre es fácil. Surgen varios problemas a los que enfrentarse y uno de ellos es el económico. ¿Qué pensiones tras una separación corresponden a cónyuges e hijos? Esta es una de las principales dudas que se plantean en el despacho cuando un matrimonio decide separarse.

Si estás buscando abogados especialistas en divorcios en Barcelona para resolver esta cuestión, confía en nuestro equipo jurídico. 36 años de experiencia, un 95% de las sentencias ganadas y un 90% de tasa de recurrencia de nuestros clientes hablan de nosotros.

Gracias a nuestra experiencia y conocimiento en materia de Derecho de Familia, vamos a aclarar qué pensiones entran en juego al separarse.

Pensiones tras una separación, ¿cuáles son?

La primera de la que vamos a hablar es la pensión de alimentos. Es una de las más importantes cuando en el matrimonio hay hijos. 

Según el Código Civil, los progenitores tienen la obligación de prestar alimentos a sus hijos menores. También a los mayores, si estos los necesitan y no tienen independencia económica.

Cuando en una separación se opta por la custodia exclusiva de los hijos, el progenitor custodio cubre estas necesidades de manera directa, al convivir con ellos. Les proporciona la vivienda, los alimentos, el vestido… mientras que el progenitor no custodio debe hacer una aportación económica. Esta suele hacerse de forma mensual.

Cuando el sistema es el de custodia compartida, cada progenitor asume los gastos ordinarios de los hijos durante el tiempo que están con ellos. Se suele pactar el crear una cuenta común, donde se aporta mensualmente la cantidad suficiente para pagar los recibos y pagos de los niños. Esta aportación puede variar en porcentaje, dependiendo de los ingresos de cada progenitor. 

Si los ingresos de estos progenitores son muy diferentes, también procederá que, el que gane más, abone una pensión de alimentos. Esto es así también en el caso de custodia compartida. El fin es compensar esas diferencias para que los hijos no sufran desequilibrio dependiendo de con quién estén conviviendo en cada momento.

Gastos extraordinarios

Puede suceder que existan otros gastos, generados por los hijos, que no son habituales y que deben cubrirse igualmente. 

Tratamientos de ortodoncia, terapia psicológica, gafas… Pero también las excursiones del colegio, las clases extraescolares e incluso el carnet de conducir. 

En estos casos se distingue entre:

  • Gastos necesarios para el menor
  • Gastos no necesarios para el menor

En este segundo supuesto, ambos progenitores deben estar de acuerdo para abonar el gasto. También puede establecerse un porcentaje de pago distinto para cada progenitor, en función de sus distintos ingresos.

La pensión compensatoria

La otra pensión tras la separación más importante es la compensatoria. Es la que uno de los cónyuges le paga al otro para paliar el desequilibrio que sufre como consecuencia de la ruptura matrimonial.

Normalmente, quien se ha dedicado principalmente al cuidado de la familia, es quien recibe esta compensación. Se entiende que esa persona ha relegado o renunciado a su carrera profesional para ocuparse de los cuidados.

Este tipo de pensión solo se aplica en vía judicial contenciosa a las rupturas matrimoniales. Se debe proceder con especial cuidado al establecerla. Es importante determinar qué causas o plazos justifican su extinción. Estos deben quedar bien claros. De no ser así, los jueces harán una interpretación restrictiva y será complicado extinguirla.

¿Cómo se determinan estas pensiones?

La mejor forma de determinar las pensiones tras una separación, y sus importes, es llegar a un acuerdo. 

Los jueces no siempre consiguen afinar al establecer estos términos. Sin embargo, en un convenio amistoso es posible que consigamos pactar lo más adecuado para nuestra situación determinada.

Por esta razón, y con el fin de alcanzar los objetivos más beneficiosos para los hijos y para ambos cónyuges, nuestra recomendación siempre es acudir a un equipo especializado como el nuestro.

Deja un comentario

Contáctanos