Régimen Económico Matrimonial

El régimen económico matrimonial integra la comunidad de bienes y gananciales derivados del patrimonio privativo de cada cónyuge y el patrimonio generado durante la convivencia.

Cuando se produce la ruptura del vínculo matrimonial, ya sea a través de una separación o de un divorcio, se deben repartir los bienes que los cónyuges tengan en común, para conseguir tal fin se ejecuta el procedimiento de liquidación de gananciales.

abogados regimen economico matrimonial

El procedimiento de liquidación del régimen económico requiere llevar a cabo toda una serie de operaciones de partición de conformidad con las disposiciones legales. Los principales aspectos que cómo profesionales atendemos con especial atención y dedicación a la hora de iniciar un procedimiento de liquidación son: i) determinar las ganancias obtenidas por ambos cónyuges durante el matrimonio; ii) confeccionar un inventario apropiado; proceder al reparto de los bienes atendiendo a las particularidades y necesidades de cada cónyuge.

Nuestra Metodología

  • Reuniones iniciales donde le asesoramos, analizamos las circunstancias particulares del cliente y su familia, y determinamos el régimen aplicable al caso.
  • Asesoramos sobre las diferentes opciones que puedan adecuarse a la situación del cliente.
  • Ponemos en su conocimiento los mecanismos jurídicos al objeto de hacer valer sus intereses.
  • Estudio sobre la viabilidad y riesgos de la voluntad del cliente.
  • Negociaciones con la otra parte para intentar llegar a un acuerdo, o bien si no es posible, presentación en el Juzgado de demanda o contestación en defensa de los intereses del cliente.
  • Acompañamiento del cliente en todo el proceso, resolución de dudas que le surjan mientras se tramita el procedimiento judicial, traslado de información a la otra parte.

Ante realidades difíciles te apoyamos y asesoramos.

abogada de familia en barcelona

Maria Feliu
Departamento Derecho de Familia

Preguntas frecuentes

En el régimen de separación de bienes lo que adquiere cada uno durante el matrimonio es suyo, y lo mismo pasa con las deudas. En gananciales lo que adquiere un esposo es de los dos, y las deudas que contrae uno también las comparte el otro. Según diferentes criterios (vecindad civil, lugar de celebración del matrimonio, etc.) por defecto rige un sistema u otro (en Baleares, Comunidad Valenciana y Cataluña existe la separación de bienes por defecto, y en el resto de España, normalmente gananciales) pero el régimen económico matrimonial es modificable.

No serán considerados gananciales:

  • Los bienes pertenecientes a cada cónyuge antes del matrimonio o de comenzar la sociedad.
  • Los bienes adquiridos después a título gratuito (por ejemplo, una herencia, donación…).
  • Los adquiridos a costa o en sustitución de bienes privativos.
  • Los adquiridos por derecho de retracto perteneciente a uno solo de los cónyuges.
  • Los bienes inherentes a la persona o no transmisibles inter vivos.
  • El resarcimiento por daños inferidos a la persona de uno de los cónyuges o a sus bienes privativos.
  • Las ropas y objetos de uso personal que no sean de extraordinario valor.
  • Los instrumentos necesarios para el ejercicio de la profesión u oficio, salvo que formen parte de un establecimiento o explotación de carácter común.

El régimen matrimonial de sociedad de gananciales queda disuelto una vez obtenida sentencia judicial en virtud del cual se decrete la separación de los cónyuges. A diferencia, la liquidación de la sociedad de gananciales, en caso de acuerdo entre ambos progenitores, puede materializarse en el mismo procedimiento de separación o divorcio, o en su caso, puede posponerse y tramitarse por otro procedimiento judicial especial.