Custodia en vacaciones tras el divorcio: un eterno motivo de conflicto.

Cuando una pareja con hijos en común decide romper su vínculo matrimonial, las vacaciones de verano suelen ser el detonante de numerosos conflictos entre ellos.

El principal problema suele girar en torno a la custodia en vacaciones y al reparto del tiempo que los niños pasarán con uno y con otro, algo que tendría que ser sencillo de dirimir pero que, si la relación no es buena, se convierte en una fuente de problemas.

De hecho, muchas personas que acuden a nosotros porque buscan abogados especialistas en divorcios en Barcelona lo hacen por cuestiones relacionadas con la custodia y el reparto de tiempos en periodos como este. ¿Quieres saber nuestro consejo y qué suele ocurrir en estos casos? Pues te lo contamos a continuación.

Lo importante: ¿qué dice la sentencia sobre la custodia en vacaciones?

Los divorcios no son agradables para ningún miembro de la familia, mucho menos para los niños que muchas veces se ven inmersos en peleas y discusiones por temas relacionados con la ruptura de sus padres. Por eso, cuando llega la hora de organizar las vacaciones de verano, lo ideal sería que las dos partes hicieran un esfuerzo para facilitar las cosas y no perjudicar a los niños.

Cuando hay sentencia de divorcio

En primer lugar, no podemos olvidar que hay una hoja de ruta a seguir que es la que marca la sentencia de divorcio. Si existe esta sentencia, lo mejor es no salirse del guion y seguir lo establecido en ella.

Cuando aún no hay sentencia de divorcio

Puede darse el caso de que el verano llegue sin que exista una resolución judicial y, en estos casos, la buena voluntad de los excónyuges es clave. Si se trata de un divorcio amistoso, lo más probable es que las dos partes estén por la labor de cumplir las medidas del convenio regulador aunque no haya sido ratificado por un Juez.

Sin embargo, si el divorcio es contencioso y la relación entre ambos no es buena, la situación puede dar pie a numerosos conflictos si no se aboga por el sentido común y la cordura. Nosotros solemos proponer algunas de las medidas que sabemos que propondría un Juez en estos casos porque es lo más lógico:

  • Vacaciones a la mitad: Lo ideal es repartirlas a medias y a partes iguales, independientemente de que aún no exista una sentencia de custodia que contemple los periodos vacacionales. Los tribunales han asumido este criterio como norma general y, para denegar este reparto, se exige justificación.
  • Elección de las fechas: La mayoría de los jueces apuestan por que los padres se alternen en la elección del primer y del segundo tramo en las que se dividan las vacaciones. Como decíamos, de lo que se trata es de que reine el sentido común y prime lo que resulte más cómodo, operativo y beneficioso para los menores durante este tiempo que están de vacaciones.

 ¿Es claro el convenio regulador respecto a la custodia en vacaciones?

A menudo nos encontramos con situaciones en las que en el convenio regulador no queda clara la custodia en vacaciones tras un divorcio. Esto puede deberse a que la redacción del documento no ha sido clara o a que la sentencia es muy ambigua al respecto y no se pide una aclaración.

En el convenio regulador debe establecerse claramente y con todo detalle cómo se reparte la custodia en vacaciones así como el día, la hora y el lugar en que se va a hacer el intercambio de los hijos.

Si estás en esta situación y buscas un asesoramiento profesional, en JDV Consultants podemos ayudarte. Nuestro equipo especializado en derecho de familia cuenta con gran experiencia y puede asistirte tanto para llegar a un acuerdo para estas vacaciones como para redactar un convenio regulador adecuado que incluya todas las especificaciones incluidas las relativas a la custodia de los hijos en vacaciones.

 

Nuestro prestigio nos señala cuando una persona busca el mejor abogado matrimonialista en Barcelona y, cuando se trata de velar por el bien de tus hijos, es fundamental estar en las mejores manos.

 

Deja un comentario

Contáctanos