¿Cuándo estamos ante un despido improcedente?

En la legislación de nuestro país se contemplan tres tipos de despidos laborales: despido procedente, despido improcedente y despido nulo.

En los dos segundos casos estamos ante ceses laborales que no se ajustan al derecho o que están motivados por causas injustificadas o discriminatorias.

¿Sabes exactamente cuándo se produce un despido improcedente y cómo actuar en ese caso? Si no es así, presta atención a este post en el que nuestro equipo de abogados especializados en derecho laboral te dará las claves para saber si estás en esta situación y qué hacer al respecto.

¿Qué es un despido improcedente?

Un despido improcedente se produce cuando, de manera unilateral, un empresario decide prescindir de un trabajador sin cumplir los requisitos legales exigidos o sin que exista un motivo real que justifique el despido.

1.- Cuando la empresa no cumple los requisitos legales de un despido:

Una empresa tiene que ceñirse a la legislación vigente cuando va a cesar a un trabajador. Tendrá que tener en cuenta las características y el tipo de despido del que se trate.

No obstante, en todo despido debe presentarse una carta de despido escrita y entregada en mano, informar los motivos por los que se produce y una fecha explícita de cuándo se hace efectivo ese despido.

Si algunos de estos requisitos legales no se producen, el despido puede considerarse improcedente y actuar en consecuencia.

2.- Cuando no existen motivos objetivos o disciplinarios para el despido:

Aunque en este tipo de despidos improcedentes, mucho más frecuente que los errores de forma antes descritos es que no exista un motivo objetivo o disciplinario que justifique el despido, aunque la improcedencia tendrá que ser declarada por un juez que valorará los hechos y decidirá si el despido se ajusta o no al Derecho.

Despedir a un trabajador por motivos discriminatorios como la edad, el sexo o la raza; cesar su actividad por considerar que no se adapta adecuadamente a su puesto de trabajo; o proceder al despido durante una baja médica o una baja de maternidad o paternidad son casos de despidos improcedentes que deben denunciarse.

¿Cómo actuar ante un posible despido improcedente?

Si te ves en esta situación en la que eres despedido/a y consideras que no existe un motivo que justifique esa decisión, nuestro primer consejo es que firmes la carta de despido indicando claramente NO CONFORME.

Inmediatamente después, busca un abogado de despido en Barcelona que tenga experiencia en este campo como es el caso del equipo de derecho laboral con el que contamos en nuestro bufete de abogados.

El siguiente paso será presentar una papeleta de conciliación para llegar a un acuerdo con la empresa. En caso de que no se llegue a dicho acuerdo, puedes presentar una demanda por despido improcedente en el juzgado en los 20 días siguientes.

En JDV Iuris & Consultants contamos con un equipo laboral que defenderá firmemente tus intereses. Analizaremos si estás siendo despedido/a improcedentemente y, de ser así, presentaremos la correspondiente demanda.

Te asistiremos en todo el proceso, informándote de la viabilidad jurídica de tu caso y, siempre, defendiendo tus intereses y luchando por tus derechos laborales. Ya se trate de una situación laboral o que necesites abogados especialistas en herencias, nuestro bufete estará a tu disposición y encantados de atenderte.

 

 

Deja un comentario

Contáctanos