Permiso de lactancia: derechos y deberes

Si has tenido un hijo/a recientemente o estás a punto de tenerlo, te interesará conocer tus derechos respecto al permiso de lactancia. Sabemos que su aplicación es fuente de numerosas dudas, pero hoy vamos a aclararlas.

Si has llegado hasta aquí, es probable que estuvieras buscando un abogado de derecho laboral en Barcelona. Somos JDV Iuris & Consultants, una firma con una larga trayectoria. Desde 1986, asesoramos a nuestros clientes en todas las áreas del derecho, gracias a nuestro equipo de abogados especializados.

Si no tienes claros tus derechos y deberes respecto al permiso del que vamos a hablar hoy, estás en el blog adecuado.

Permiso de lactancia, ¿qué es?

Comencemos definiéndolo para despejar las primeras dudas:

Se trata de un permiso retribuido que se recoge en el artículo 37.4 del Estatuto de los Trabajadores. Este se reformó en el año 2019 para que el permiso puedan disfrutarlo ambos progenitores.

Es decir, los dos progenitores tienen el mismo derecho al permiso de lactancia. Esto es independiente de si trabajan en la misma o en diferentes empresas. No importa lo que el convenio colectivo de su sector especifique al respecto, pues el Estatuto de los Trabajadores siempre queda por encima.

¿En qué consiste?

Este permiso consiste en 1 hora de ausencia del trabajo que puede disfrutarse de tres formas distintas:

  • Un permiso retribuido de una 1 hora cada día o dos fracciones de media hora durante la jornada laboral. El trabajador/a podrá ausentarse de su puesto desde el día de la reincorporación tras el permiso de maternidad/paternidad. Durará hasta que el bebé tenga 9 meses.
  • Una reducción de jornada de media hora. Si el trabajador/a prefiere salir antes o entrar más tarde a su puesto, podrá hacerlo, pero solo durante media hora. También dura hasta que el bebé cumpla 9 meses.
  • Un permiso de lactancia acumulada. Se trata de acumular las horas de ausencia para convertirlas en días. Esta es la opción más demandada por los trabajadores/as. En este caso, solo se podrá disfrutar según lo que indique el convenio de la empresa o lo acordado con ella.

Debemos tener en cuenta también que este permiso se incrementa proporcionalmente en casos de:

  • Parto
  • Adopción múltiple
  • Acogimiento múltiple

¿Cómo comunico mi elección?

Pues bien, la persona trabajadora debe dar un preaviso de 15 días al empresario. Si el convenio colectivo de ese sector indica otra cosa, deberá cumplirse.

Si se decide la modalidad de reducción de jornada, habrá que indicar la hora, o medias horas, en las que se va a disfrutar.

Si prefieres optar por la lactancia acumulada, se debe precisar la fecha de comienzo y la de finalización del permiso.

¿Puedo ceder mi permiso?

No, este permiso no se puede ceder para que el otro progenitor lo disfrute de manera doble.

El permiso de lactancia es un permiso retribuido que otorga la empresa. Solo se tiene derecho a él si se está trabajando.

Si estás cobrando una prestación por desempleo o eres trabajador/a autónomo, no puedes solicitarlo.

¿Es compatible con la reducción de jornada?

Sí, este permiso es compatible con la reducción de jornada por cuidado de un hijo/a. Sin embargo, no es totalmente compatible con la excedencia por cuidado de un menor de tres años. Es decir, en ese caso es compatible solo si no se acumula la lactancia.

Esto es así porque, durante el periodo de excedencia, la relación laboral está suspendida. Recordemos que para disfrutar del permiso de lactancia se debe estar trabajando. Por lo tanto, en caso de excedencia, no se está generando el derecho a este permiso.

Si deseas saber más sobre derecho y familia, te animamos a consultar estos artículos sobre los tipos de pensiones tras una separación y la pensión alimenticia en custodia compartida.

Deja un comentario

Contáctanos